Samhain

El próximo 31 de octubre se celebra en el Hemisferio Norte la fiesta de Samhain (que se pronuncia “sow-in”, que significa “el final del Verano”). También se conoce esta fiesta como Hallowmas, la Noche de los Difuntos o Halloween, o la noche de la Tercera Cosecha, entre otros nombres. La fiesta de Samhain es la fiesta más importante de origen pagano.

Como se explica en el libro “Women’s Rites, Women’s Misteries. Intuitive Ritual Creation” de Ruth Barret (extracto que nos tomamos la licencia de traducir), la duración de esa noche es notablemente mayor con respecto a las noches precedentes, lo que indica que ya estamos en la mitad oscura del año y marca el primer día del invierno. Con la última cosecha recogida y a buen recaudo, se lleva ya el ganado de los pastos a casa. Estos animales probablemente no sobrevirían al invierno sin estar resguardados y sin almacenar su comida para el invierno. Antiguamente, era tiempo de sacrificio, de adivinación para el nuevo año y de comunión con los muertos. Para los ancestros, este tiempo era tiempo de conclusión y de descanso, y la noche del 31 de Octubre no pertenecía ni al pasado ni al futuro, ni a este mundo ni al mundo invisible.

En el ciclo mítico de la Diosa, en su aspecto de Anciana, la Diosa va al interior de sí misma y entra en el tiempo del sueño, el lugar entre mundos donde el pasado, el presente y el futuro existen simultáneamente para descansar hasta la renovación. El reto de este tiempo que se inicia con esta noche es entrar en un lugar de quietud y simplemente ser donde se está: sin moverse, estando simplemente presente, suspendido en el espacio entre el pasado y el futuro. Es ahí donde se pueden oír las voces del fuego, la lluvia y el viento. Entramos en la mitad oscura del año para soñar y recordar antes de empezar a crear nuestro retorno tras el Solsticio de Invierno.

En la tradición Diánica, la noche de Samhain es probablemente la noche con más carga ritualística del año. Z. Budapest decía: “Lo que hagas durante Hallowmas será lo que llevarás contigo a través del velo para el Nuevo Año.” Es sin duda una oportunidad de dejar atrás todo lo que te ha causado daño y llevar contigo todo lo que te ayuda a tu Bien más elevado.

Ideas para la celebración:

  • Revisar tus objetivos espirituales y valores personales: ¿Qué decido dejar atrás del año y qué decido llevar conmigo? ¿A quién necesito perdonar? ¿A quién necesito pedir perdón? ¿Qué acciones puedo emprender para abrir y escuchar mi propia Sabiduría interior? ¿Qué resistencias hay en mí a escucharla? ¿Cómo puedo honrar a los ancianos en mi vida? ¿Qué estoy viendo o sintiendo que me está mostrando lo que me llevo conmigo hacia el Nuevo Año?
  • Revisar el año que ha pasado con introspección y retrospección.
  • Invocar y/u honrar a los seres queridos difuntos y a los guías espirituales.
  • Recordar a los seres que fueron quemados en hogueras por ser mujeres, niños, brujas, sanadores, sabios, herejes, etc.
  • Hacer un ritual para dejar ir las manifestaciones de patriarcado de tu vida.
  • Honrar a los ancianos y a las “personas sagradas” de tu vida.
  • Dar la bienvenida al año nuevo encendiendo velas.
  • Honrar los hados, especialmente al Presente.
  • Realizar rituales de adivinación para el año nuevo.
  • Prepararse para el tránsito al tiempo del espíritu y quietud.
  • Elaborar un festín en honor a los difuntos.

¡Feliz Samhain!

☆~☽✪☾~☆ Hester Aira ☆~☽✪☾~☆

(Fuente: "Women’s Rites, Women’s Misteries. Intuitive Ritual Creation” de Ruth Barret)


FB @hesteraira
Página de FB @altasanacion

IG @altasanacion

Si te sientes en una encrucijada, te sientes bloqueado o necesitas ayuda y orientación en algún asunto, puedes visitar
www.altasanacion.net y concertar una cita conmigo.

Para suscribirte a mi lista de distribución, puedes hacer clic aquí.

 

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.